La reivindicación olímpica de Lima

Vuelvo de vacaciones coincidiendo con los JJOO, con el desastroso comienzo de España, en la que me cuesta poner nota por jugadores, pues no se salva ni el apuntador. Ni san Pau, al que secó Lima, reencarnado por momentos en Rodman. Repito para que conste en acta: nuestro Lima, el que no vale a Laso ni de fondo de armario, secó al mismísimo Pau Gasol. No sé vosotros, pero creo que el brasileño y Campazzo tendrán algún día cabida en la plantilla blanca.

Lima sale cedido a Zalguiris, donde gozará de minutos Euroliga, mientras sigue pendiente el anuncio que oficialice la contratación de Othello Hunter, con quien se cerrará la plantilla blanca. Hace dos meses y medio que el propio Hunter reconoció en una entrevista su incorporación, pero me dicen que los servicios jurídicos del club están mirando con lupa su pasaporte Cotonou para que no se repita un caso Slaughter (¡que tenía el mismo número de pasaporte que Panko!). En su caso no debería haber demasiada controversia, pues su familia es efectivamente de origen liberiano, por eso no entendemos la tardanza. De resolverse, Laso dispondrá de 8 de los 13 jugadores del primer equipo para la pretemporada completa, una rareza y lujo en comparación con veranos previos, cuya factura ya conocemos.

Seguimos por supuesto de reojo los movimientos del Barca, rival directo, que ha reventado el mercado europeo para compensar la marcha de Abrines y Satoransk, los dos que estaban llamados a marcar el techo del equipo. Su salida deja 3,5 millones en caja, si bien en estos casos es habitual el pago a plazos, con lo que el Barcelona no cobrará íntegro ese dinero hasta como poco el año que viene. Ante el fin de ciclo del entrenador y la salida de sus dos jóvenes más valiosos, el club que hace bandera de la cantera y lleva años prometiendo una rebaja presupuestaria ha tirado por el camino de en medio, 5 millones se ha gastado aproximadamente entre el despido de Pascual, la libertad de su clon Barztokas y el tránsfer de Claver y Rice. Un dinero que, este sí, se acostumbra a abonar en el acto. Las comparaciones ofenden, los dos millones por Claver frente a los cero euros que pagó el Madrid por Randolph…

Tras los fuegos artificiales le queda al Barca una plantilla todavía muy coja, a falta de entre dos y tres jugadores, sustitutos para Abrines, Arroyo y probablemente Samuels, que apunta a Turquía. Y a alturas de mediados de agosto solo hay dos opciones. Una, pasar por caja, sabiendo los vendedores que estás desesperado y andas pagando sobreprecio. Valencia se ha cerrado en banda por Vives y sacar a Hanga de Vitoria no saldría por menos de 1-1,5 millones. La segunda opción es pescar entre los descartes de la NBA, que es una ruleta rusa por adaptación y estado físico. En concreto me dicen que el Barca está barajando seriamente para el puesto de pívot físico a JJ Hickson y para el de alero a Lance Stephenson, malabarista y bipolar, ambos sin equipo actualmente, jugadores de bastante recorrido pero una carrera en sospechoso declive prematuro.

Caroll por soleares

No nos coge por sorpresa la explosión de Carroll el domingo, con esos 19 puntos (sin tiros libres) en el último cuarto, por 15 del equipo rival. Más bien ratifica lo que se percibe y comentamos desde hace ya un par de meses, que está que se sale, en un estado físico y de confianza exuberante, como el de sus primeros meses en el Madrid, en mi opinión mejor, pues entonces las defensas rivales (de los equipos top Euroliga) desconocían y subestimaban su limitado pero efectivo repertorio. El domingo se salió ante los Oleson, Abrines y Navarro, que le conocen como si le hubiesen parido.

Dos días antes, frente Zalguiris, en un partido importante y que se puso feo por momentos, se cascó otros 16 puntos con 6/10tc. Selecciona bien sus tiros, elige cuándo poner el balón en el suelo y lanzar su bombita, si hasta parece por momentos que ha aprendido a botar (menuda verónica le dejó a Satoransky). Este resurgir de Carroll es un refuerzo inesperado y muy bienvenido en puertas del desenlace del curso.

Noticia esta semana fueron los fogonazos de dos actores muy secundarios. El mejor ante los lituanos resultó ni más ni menos que KC Rivers, con una estadística ‘modo Rudy’, de 12 puntos y 9 rebotes (y 0 pérdidas) para 21 de valoración. Y hablando de Zalguiris, no le perdería la pista a Arturas Gudaitis (2.08m, 22 años). Le faltan un año o dos de cocción antes de desembarcar en un candidato a Euroliga, pero tiene hechuras de crack, como demostró en el Palacio con varios 1×1 de quilates al poste. El otro actor secundario que destacó fue Mejri, al que la no convocatoria de Bourousis (¿?) unida a la lesión de Slaughter le regaló 21 minutos de gracia ante el Barca, que aprovechó con 11 puntos, 4 rebotes, 2 asistencias y las emociones un poco más controladas que de costumbre.

Dicho lo cual… no nos despistemos, que el miércoles empieza el verdadero chocolate, con los cuartos de la Euroliga. Espera Efes, errático pese a contar con Krstic por fin recuperado y en forma: promedia valoración 18 en los últimos 6 partidos. Pendientes estamos de la espalda de Rodolfo, con cuyo concurso no debería correr peligro la serie.

Un Madrid para ilusionar

A veces necesitas verte en una situación límite para reaccionar, para tomar una decisión y comprometerte con ella. El Madrid se vio en una en los últimos días de 2014. No eran sólo las derrotas, era la falta defensa, que traslucía un problema de compromiso de la plantilla con el entrenador, algo que no era nuevo, que se arrastraba desde la derrota en la F4 de Milán. Con un empujón de los jugadores Laso no habría llegado a Reyes, pero al verse ante el abismo algo cambió. No sabremos nunca el motivo, pues no tenemos cámaras en el vestuario. Quizá fue simplemente la inercia de un par de resultados favorables con el calendario de cara o quizá se conjuraron los capos del vestuario (Felipe, Rudy y los Sergios) para tirar del resto y salvar el proyecto Laso, que por distintos motivos tanto ha traído a los cuatro.

El resultado es que desde comienzos de año el equipo viene creciendo a pasos agigantados y el cambio llega desde la defensa, el segmento del juego que más depende de la actitud. Como en ataque somos muy buenos, si los rivales se quedan en el barrio de los 60-70 puntos, es muy difícil que nos ganen. Así, la única derrota en la primera vuelta del top16 fue en Tel Aviv, único partido en el que se encajaron más de 80 puntos. Un Maccabi, por cierto, que pinchó ayer en casa contra el Alba y despeja para el Madrid el camino al primer puesto del grupo.

La última víctima de este renacido Madrid fue Zalguiris a domicilio. Se llegó igualados al descanso merced al elevado acierto lituano en tiros de bajo porcentaje, bien defendidos, pero esos nunca duran. Llegó el tercer cuarto y Rudy se sacó la chorra. Está firmando un top16 de campanillas, va directo a repetir quinteto ideal Euroliga por tercera vez en tres años. Nocioni (15pts en 16mins) tomó el testigo en el último acto, pero no se trataba sólo de acierto individual, el balón fluía en ataque, lo que se traducía en tiros liberados. De hecho, jugando así lo normal era haber metido más de 88. Pero la clave, siento repetirme, fue la defensa… un espectáculo, sólo 24 puntos recibidos en la 2ª parte. Ayón por los suelos, KC y Rudy robando balones y lanzando al séptimo de caballería.

Y qué decir de Slaughter. Impartió un verdadero clinic atrás en la segunda parte: igual le aguantaba el envite a robocop Javtokas al poste que te secaba a J. Anderson a 7 metros del aro tras un cambio después de un bloqueo. Se le ve en un estado físico primoroso que recuerda al primer Slaughter en el Madrid, el que te cambiaba partidos desde su actividad defensiva contagiosa. Su estadística +/- debe ser espectacular en el top16. Que no se despisten Mejri y Bourousis, que al parecer Marcus está a punto de conseguir un pasaporte Cotonou…

Regala en Kaunas un cuadro despejado

Me fui a la cama con vergüenza ajena y hoy sábado me he levantado con el mismo cuerpo. Lo del Madrid en Kaunas no tiene nombre, qué manera gratuita de complicarse la vida y tirar por la borda la victoria en Tel Aviv y la machada contra CSKA. No hay excusas ni atenuantes esta vez. Zalguiris, que además no se jugaba más que la honra ante un pabellón que ni siquiera llenó, es poco más que una banda dadas las alturas de competición, una plantilla armada con juveniles, tres veteranos un poco de vuelta (Pocius, Javtokas, Jankunas) y un negro zumbón. No en vano habían perdido 12 de sus 13 partidos en el grupo. Nos habíamos cruzado ya tres veces este curso, con sendas victorias por una media de 28 puntos.

Pues nada, contra ellos regalamos un tesoro, un cuadro ‘despejado’. Cruzándose con PAO y Maccabi/Milán, el Madrid se hubiese clasificado para la final al 90%. En un cuadro con Olympiakos y Barca, se reduce al 50%. Contra los griegos será una eliminatoria igualada. A cinco partidos y con ventaja campo es favorito el Madrid, pero Olympiakos es doble campeón vigente y, aunque no ha firmado un top-16 lustroso, sabemos que es un animal competitivo cuando llega abril/mayo. Hablaremos más en detalle el lunes, en la previa.

Retomando lo de Kaunas, no se salvan más que Llull y Bourousis. Nos apabullaron en el rebote (32 a 21), que es la estadística que más depende de la motivación y el deseo. Con esa actitud salimos a un partido trascendental, sin compromiso ni humildad, subestimando al rival, pensándonos tan superiores que la victoria caería por su propio peso, sin romper a sudar. Rudy en plan goyerías y Mirotic encarando el aro con la candidez de una colegiala.

Viendo las rotaciones de Laso uno pensaría que le ponen los retos complicados y que sencillamente se dejó perder, sólo así se explica que Rodolfo no compareciese en pista en el último cuarto o que Díez y Draper doblasen su media habitual de minutos. Chacho estuvo voluntarioso pero fallón. Y ya toca decir algo de Darden, que en sus últimos siete partidos (entre ACB y Euroliga) promedia valoración 1.8 en 15 minutos en pista. Como el que tiene un primo en Granada. Ya puede lucirse contra el Barca como acostumbra si quiere seguir el próximo curso. Y ojito que Zeljko ha lanzado fatua a Preldzic y probablemente saldrá al mercado. En fin, puede que nos acabemos acordando de la derrota en Kaunas.

Por aplastamiento, también en Euroliga

Olvídense de los apuros de la clase proletaria, los que habíamos asumido como propios en tres lustros de mediopensionismo. Este Madrid va muy sobrado, no sólo en ACB sino (y esto es lo nuevo) también en Euroliga. Viendo a nuestros rivales, la mayoría de los partidos de primera fase van a ser un coñazo, victorias por aplastamiento, como la de hoy sobre Zalguiris, por 20 de diferencia. No hay que remontarse tan atrás en el tiempo, si el Madrid de la primera temporada de Laso falla 22 triples como hoy, en Kaunas no gana ni a las chapas.

Me gustó mucho Llull, que enchufó dos triplazos en el primer cuarto, despertando al equipo del único momento de tensión real del encuentro. Después, destrozó a base de contraataques y puertas atrás de casi todos los colores. Exceptuando la final Supercopa contra el Barca, que se dedicó a defender (3tc en 29mins), Llull ha empezado muy bien la temporada, despejando las dudas que pudiese haber levantado un Eurobaset gris. En los otros tres partidos oficiales promedia 13 puntos y valoración 15. 

Mirotic hizo de Mirotic, se le ve seguro de sí mismo, seleccionando mejor los tiros, sin la necesidad de reivindicarse como estrella del equipo. Su arranque de curso es un escándalo, en los 4 partidos oficiales promedia tanta valoración como minutos (22). Y sin forzar, lanzando una media de 8 tiros de campo. Y no puedo olvidarme de Rudy, que como el equipo no necesita puntos, se dedica a repartir alegría: 9 asistencias, 6 rebotes y 3 robos. Por cierto, aunque le recibieron con pitada en Kaunas, la cosa fue más civilizada que el curso pasado.

El único pero del equipo fue quizá Carroll. Tras una pretemporada de lux (22pts de media), le veo un poco desenfocado desde que regresaron los internacionales y vuelve a partir desde la banca. Lleva 3 encuentros sin meter ningún triple, no hace falta decir más. Por cierto, Chacho lleva 16 balones perdidos en 4 partidos oficiales, esperemos que sea una pájara transitoria. 

Euroliga 13/14: mismos nombres, nuevas camisetas

A remolque por ese eterno y tardío Eurobasket comienza de sopetón el curso baloncestístico. El Madrid debutaba en ACB a menos de 24 horas del arranque de la Euroliga. No me detendré demasiado en la pachanga contra el Valladolid, principalmente porque no lo pude ver (gracias Orange). Leo en la planilla estadística que los 12 miembros de la plantilla jugaron 11 minutos o más cada uno. Destacaron (a su manera) Mejri, Díez y Slaughter, que deberían acostumbrarse a tirar del carro en estos encuentros chusqueros de liga doméstica. El viernes debutamos en Kaunas ante un Zalguiris en el chasis, creo que durante la presentación los gemelos Maciai van a salir al centro del pabellón a dar un abrazo fraternal a Rudy..

El mercado estival no ha cambiado demasiado el horizonte de la Euroliga, mercadeo de cromos entre la oligarquía que no altera el status quo. Por madurez de proyecto y equilibrio de plantilla veo a nuestro Real como candidato número uno al título, aunque con tan poco margen que ni siquiera me atrevería a utilizar la palabra favorito. Olympiakos consiguió finalmente renovar a Spanoulis pero a cambio hipotecó la casa. Ve marchar a Papanikolau, Pero Antic, Hyle Hines y Shermadini. Mirando la plantilla fríamente no le daría ninguna opción al título, pero tengo siempre presente la voz de Rudy Tomjanovich: “Never underestimate the heart of a champion”.

¿Kyle Hines al CSKA? Lo siento, me pueden los prejuicios, no veo qué pinta en un equipo de 47mill de presupuesto un pívot stopper de 1.96m cuando ya tienes a Jriapa, Kaún y Krstic en el roster. Son ganas de gastar por gastar, importar soluciones de equipo pequeño, sobre todo cuando tienes en el mismo puesto a Vorontsevich, uno de las grandes promesas del basket ruso. Pero ya sabemos de su época en Madrid que la gestión de talento joven no está en el repertorio de Messina. La llegada de Pargo (4 mill por 2 temporadas) me genera también más dudas que certezas, un fichaje cuanto menos innecesario, uno de esos americanos que requiere mucho tiempo de balón. No entiendo qué pinta junto a Teodosic y Aaron Jackson, otros que tal bailan. Al final la incorporación que me convence es la de Fridzon, un magnífico competidor. Igualito es jugarte un final de partido apretado con Fridzon en pista que con Micov. Sea como fuere, CSKA volverá a estar en la terna, lo mismo que el Barca, sobre el que no me voy a detener hoy.

Me chirría el pronóstico de algunas casas de apuestas online que sitúan a Panathinaikos en el primer peldaño de candidatos, junto a BAR, RM & CSKA. Vuelven a OAKA Fotsis y Batiste tras lamentables pero lucrativos periplos por Italia y Turquía, respectivamente. Unidos a Lasme, Mavrokefalidis y Gist completan un juego interior escaso de centímetros pero majetón. El problema está en la alas, veo muy poco talento más allá de Diamantidis, que el hombre tiene ya sus 33 años. El enésimo megaproyecto turco (Fenerbahce) para colocar un equipo en la F4 me convence más por el entrenador, Zelko, que por los fichajes estrella: Kleiza, Bjelica y Zoric, competitividad bajo sospecha. A todo esto, en verano salieron Andersen, Sato y Batiste, todos con finiquito bajo el brazo, para mayor gloria de sus agentes.

Ojo al debut del Lokomotiv Kuban, que puede aterrizar en Euroliga repartiendo sopas con hondas, especialmente dado el nivel de algunos equipos en primera fase: Zielona Gora, Strasburgo, Kiev, Nanterre…  Lo cual me recuerda las dos claras ausencias de esta edición, el Jimki (cayó en la previa, manda huevos) y el Valencia basket, equipos de nivel top-16 con la chorra, que a 15 de octubre puedo apostarme una mano a que volverán a jugar la final de la Eurocup dos años después, si los cruces no lo remedian antes. Es lo que tiene el formato de club endogámico de la Euroliga, que condiciona también a la segunda división con la presencia de equipos muy por encima del resto.