Piernas cansadas, piloto automático

Puede que el Madrid no atraviese un pico de forma, pero continúa sacando los partidos adelante sin especial drama. La semana pasada, ante dos rivales de cierto nivel, como Lokomotiv y Cajasol, con Felipe y Mejri estelares. Inexplicablemente los rusos, que se jugaban la supervivencia, acudieron a Madrid de turismo. Resultado, +26 sin romper a sudar, una renta suficiente para ser primeros de grupo y, muy probablemente, evitar a Barca, CSKA y Olympiakos hasta la final. A falta de confirmación, nos cruzaríamos con Panathinaikos en cuartos y con Milán-Maccabi en semis. Más guerra dio la chavalada de Cajasol, que apunta a playoffs.

Las piernas ya no están frescas como en octubre, se nota la acumulación de minutos propia de una plantilla de 11 (frente a los 14 del Barca) en una temporada a 75 partidos. Y hablando del Barca, no es tan fiero el león como lo pintaban. Dos derrotas en una semana en pistas (Milán y Zaragoza) donde el Madrid ganó. Que Lampe y Hezonja sumen estadística vistosa contra Valladolid o Manresa tiene una representatividad relativa. A la hora de la verdad seguiremos con el Navarrosistema (34 minutos ayer), que cada vez da menos miedo. Por cierto, si Rudy firma ese 0 de 9 triples le abren un consejo de guerra.

Y a todo esto Mirotic sigue deshojando la margarita. «Estoy cerca de tomar una decisión, y no dependerá de si ganamos o no la Euroliga». Me llegan rumores de que ahora se plantea seriamente seguir otro año. La pela y el deseo de su esposa juegan a favor de esa opción. Tanto si se queda como si se va tiene nuestra bendición, pero debería ir informando cuanto antes al club (aunque no se haga público), para que se pueda trabajar con margen en la búsqueda de un sustituto. El padre-agente de Dario Saric se ha dejado querer esta semana, descartando por ahora la NBA y reduciendo la puja a Madrid, Barca y Efes. Su cláusula es de 1.2 millones. Doellman y Vesely siguen en la recámara, en su caso el problema no sería la cláusula sino la puja salarial. Alguno me pregunta por Erceg, que se cascó esta semana partidazo en Moscú (35pts + 9rebs), como para demostrarle a Messina que se equivocó. Tiene clase y tácticamente es de lo más parecido a Mirlo que hay en Europa, pero le fata sangre y, sobre todo, le queda un año más de  un contrato alto en un club no vendedor.

Un balón para los pívots

Vamos 45-1, tras dos victorias de mérito a domicilio la semana pasada. Sé que es de necios quejarse, pero me preocupa un poco la polarización de nuestro juego. Todo pasa por las manos de los Sergios, que por muy buenos que sean, nos convierte en previsibles. Más aún dada su sobrecarga de minutos por las bajas de Carroll y Draper. Resulta que entre Bourousis. Mejri y Slaughter no metieron ni un solo punto en Galicia, eso ante el peor juego interior de la ACB tras la salida de Muscala y la lesión de Junyent. Nuestros tres pívots dispusieron de ¡sólo 3 tiros de campo en 44 minutos! Así es imposible que produzcan. Puedo entender la especialización de Slaughter, pero arrinconar a Mejri y Bourousis es autolimitarse. Tampoco me convence la gestión que hace Laso del tiempo en pista del tunecino, que tras sendos europartidazos en Krasnodar y ante Zalguiris (valoración 15 y 20), ni se quitó el chándal la semana pasada en Estambul, la tercera vez en el top-16. Lo mismo se nos escapa algo, es decir, entrenamientos, rigor táctico. No sé. Por lo que puedo ver, que son sólo los partidos, me chirría un poco el tema.

Sigo con interés el devenir del otro grupo de Euroliga. Viendo como está el patio, nos conviene más que nunca terminar primeros de grupo, pues se nos podría despejar el camino hasta la final, nada descartable a día de hoy vernos con Unicaja en cuartos y con Milan en semis. Como que no es lo mismo que Olympiakos + Barca. Pero hay que ser primeros, lo que pasa por ganar a CSKA en casa y a Maccabi en Israel. Eso, salvo pinchazo ruso, tampoco descartable, dado que Messina juega al filo de la navaja, 4 de las 8 victorias en el top-16 han sido por 3 puntos o menos.

Para que se vayan haciendo a la idea

Los 3 primeros cuartos del partido del Madrid el sábado fueron canelita en rama. Por amplitud de rotación y variedad argumental, quizá la mejor versión posible del equipo de Laso: 36 canastas y 25 asistencias. No es que te den el título de liga por adelantado por jugar mejor, pero lo mismo en Iradier se van haciendo a la idea. O no. Viendo el atraco al Granca en el segundo partido de semifinales ante el Barca, decidido con una canasta de Sada claramente terminada la posesión, todo parece posible en esta competición-cortijo. No hubo revisión arbitral a pie de pista y San Cugat nos privó de repeticiones en la tele, tapando el tongo como si el espectador fuera gilipollas. El caso es que mientras el Barca las pasa putas contra el Granca, el Madrid se exhibe frente a un rival de nivel similar como CAI Zaragoza.

El sábado en el Palacio tocó concierto en tres actos. Primero, Suárez y Begic destrozaron la pintura maña, combinando fácil, imponiendo su superioridad física en cada envite al poste. Valoración 15 por cabeza. Segundo acto, con la vaquilla a medio torear, entra Chacho y la lía parda: 9 pts, 7as y toneladas de diversión. Tercer acto: festival de los triples. Ocho jugadores del Madrid anotaron al menos uno (y eso que Mirotic no mojó), hasta un total de 15 entre todos. Coda: sale Hettsheimeir y se termina la fiesta.

Volviendo a la cruda realidad, Mejri se nos planta el lunes en la capital para superar reconocimiento médico y firmar, así, en plena función. Y además lo publica en Facebook, como el que cuelga la foto de un capuchino con espuma. Pasa con el tunecino como con Slaughter el curso pasado (en su caso vía Twitter), que entusiasmo y discrección son malos compañeros. Entonces el damnificado fue Nole, en pleno ataque de orgullo crepuscular. Esta vez es Begic, que como se ha puesto por fin en forma, le plantamos en la puerta de la taquilla una foto de su sustituto con el logo de Sanitas para que no se lleve a engaño: «Si sabes postear no eres bienvenido». Me lo estoy viendo, además ya tenemos excusa palanganera: el dinero. Con este buen final de curso de Mirza seguro que algún turco le planta un millón anual y tampoco es cuestión de entrar en guerra de precios, como si alguna vez le hubiésemos querido retener.

Hanga, Mejri, Faverani… Esta semana el Madrid ha preguntado también por ese cuatro vaporoso que es Luka Zoric, Unicaja lógicamente nos ha remitido al millón y medio de cláusula.
– Reflexión 1: si quieres robarle un pívot a Unicaja , que al menos sea el que de veras se ajusta a lo que buscas, es decir, Fran Vázuez.
– Reflexión 2: que Mejri firme el lunes y sigamos buscando (¿ala?) pívot confirma, por si hacía falta, la marcha de Begic.
– Reflexión 3: desde el sainete de Massey y Hosley, parece que Herreros ya no se fía de Youtube, sólo de la supermamager. Ergo descartados Paul Davis, Blake Schilb y demás moderneces.

Dudas sobre los pívots

Esta semana he podido seguir de cerca a tres de los nombres que más suenan para el juego interior blanco el próximo curso y los tres me han suscitado más dudas que certezas.

Empezamos por el final, Salah Mejri, que pasó el domingo por el Palacio con más pena que gloria: 2/6 tc y 4 pérdidas en 25 minutos. En su haber, 4 tapones, incluyendo uno decisivo en ayuda sobre Rudy en el último ataque blanco. He seguido con lupa los 4 partidos de Mejri desde que se anunció su acuerdo con el Madrid. Más allá de las estadísticas puntuales (3 actuaciones flojas y una destacada), me quedo con las sensaciones generales. Mejri tiene notables lagunas en varios departamentos del juego, las propias de un jugador de escasa experiencia y conocimiento del juego, la de alguien que empezó tarde en el baloncesto (18 años). Conocía sus virtudes (altura, movilidad) y sus limitados recursos en 1×1, pero no sus malas manos: 8 asistencias por 54 pérdidas, un ratio de casi 1/7. Me preocupa si esperamos meterle algún balón al poste. La misma estadística en otros pívots de 7 pies destacados de la liga (Tomic, Norel y Kuzmic) no llega ni a 1/2. El Mejri que he visto no me convence más que el Begic al nivel del úlimo mes y medio, aunque vaya por delante que ninguno me entusiasma. Mejor no darle más vueltas porque, salvo brusco giro de acontecimientos, el futuro está escrito. Mejri por Begic a partir del 30 de junio.

Hettsheimeir fue el que más jugó (28mins) contra Obradoiro y el Madrid perdió, yo no veo casualidad sino causalidad. Una pena lo de este chico. En fin, que dos nombres que vienen sonando como recambio han tenido partidos importantes esta semana con el mismo resultado: decepción.

Lamont Hamilton firma números la mar de vistosos contra equipos ucranianos y tal, pero patinó con estrépito en la final de la Eurocup, el partido más importante de su carrera. En un encuentro que Bilbao perdió por 9 puntos, el balance del equipo durante los minutos de Hamilton en pista fue de -29. Una estadística que, aunque a veces exagerada, esta vez refleja de forma fidedigna el papelón de Lamont frente a Richard Hendrix, un par de nivel Euroliga, de los que se cruzará cada jueves si le fichase el MadridA mí me habían vendido a Hamilton como un nigga que martirizaba los aros y colocaba tapones como rosquillas, pero le he visto ya 6-7 partidos este curso y lo de jugar por encima del aro lo ha debido dejar para mejor vida. Le sobra algún kilo en el tren superior y se dedica a tiros cada vez más lejanos, proceso ‘habitual’ de los pívots llegada cierta edad, en su caso 29 años. Me gusta su carácter combativo, pero me preocupan su defensa y esos tiros «porque yo lo valgo», que pasan en Bilbao pero no en Madrid. Desde luego mejoraría a Hettsheimeir, pero no me parece un top.

– A James Shawn le hemos visto de cerca en el Palacio y por partida doble. Zoquete con el balón en las manos, pero conoce sus limitaciones, jugador de pintura. Carece del tirito de Hamilton, pero es que no es tiro de media-larga distancia lo que Laso pretende para este puesto. Aunque Shawn mide lo mismo que Hamilton, no lo parece, pues sus brazos son mucho más largos y al basket no se juega con la cabeza. Intimida más y tiene experiencia Euroliga, a cambio saldría más caro. Le prefiero, pues me parece más pívot nato y de Mejri no me fío lo suficiente para dejarle como único cinco de la plantilla. Shawn me inspira serenidad, mientras Hamilton desprende un ligero tufo a NAF.

– Viendo el panorama yo insistiría en Paul Davis. Si nos vamos a desprender de Begic, vamos a necesitar alguien a quien meter algún balón en la pintura de tanto en cuanto con ciertas garantías, el equipo ha demostrado en las últimas 3 semanas que cuando hay un mínimo balance interior-exterior juega más fluido. Paul Davis pasa bien y ve aro fácil, tanto 1×1 al poste como de media distancia. A cambio tiene lagunas de concentración defensivas, pero lo que lastra de veras su candidatura son los prejuicios por su etapa en Sevilla. Da igual que este año se haya salido en Euroliga, la gente que decide sobre fichajes en el Madrid no ve necesariamente tantos partidos como nosotros, este mundillo funciona así. Un agente amigo o una estadística vistosa en el partido correcto pueden abrirte las puertas, igual que lo contrario cerrártelas. La evaluación contínua importa poco. Si Herreros le puso la cruz a Paul Davis en las semis de Copa del año pasado (una actuación efectivamente desafortunada), da igual su increíble evolución este año en Jimki que ése no vestirá de blanco.

Insisto en estos 3 nombres porque dada su situación contractual (Shawn) o los apuros financieros de sus clubes (Davis, Hamilton) los considero «en el mercado». Si conocéis otros que se ajusten medianamente a lo que gusta a Laso y estén «en el mercado» somos todo oídos.

Las dos Torres

Tras una semana horribilis, el Madrid recupera el pulso ganando en Zaragoza con el mejor partido de Begic en toda la temporada, precisamente el día después de filtrarse desde medios gallegos el nombre del que será su sustituto, Salah Mejri, que curiosamente también cuajó su mejor actuación del año (24pts, 8 rebs, val. 29).

Empezamos en el Príncipe Felipe, donde los blancos sacaron una sufrida y meritoria victoria en cancha de un equipo playoff. Lo importante para el Madrid, incluso más que el resultado, era recuperar sensaciones, y lo consiguió a medias. Desde luego mejoró la imagen de los tres encuentros anteriores. Salió concentrado desde el primer cuarto y no tuvo pájaras defensivas prolongadas en ningún tramo del encuentro. Lo malo es que los triples siguen sin entrar, a excepción de un sorprendente y decisivo Suárez (4 de 4). La falta de acierto exterior es una mezcla de cansancio (Llull), mala selección de tiro (Rudy) o escasa elaboración de juego (Carroll). 

Pese a que Draper estuvo negado en las 3 derrotas, no entiendo no disponga de ningún minuto, mientras Llull juega con la lengua fuera. Uno de los supuestos beneficios de tener 3 bases top (que buen agujero en el presupuesto nos cuesta) es poder rotar con garantías para que todos estén frescos en los partidos clave, digamos Moscú & Efes. De Darden no os puedo contar nada, porque está inédito. Sólo ha lanzado un tiro de campo en 22 minutos en pista con la camiseta blanca. Le han dicho que esta es una plantilla de artistas y estivadores, y no se sale ni un centímetro del guión. Muy profesional, desde luego, pero en verano si te he visto no me acuerdo. Mirotic engancha un par de actuaciones ACB que afean su MVP y Pablo Aguilar, lógicamente con ganas de demostrar, estuvo correcto sin destacar: 13 puntos y 4 rebotes. 

A cambio de puntería, el Madrid barrió en rebote (16 ofensivos), quizá la clave del encuentro, un arma casi olvidada desde la etapa Messina. Y luego está Begic. Evidentemente en una actuación así (20pts, 8/10tc) entra siempre un cierto factor de acierto, pero vamos, que Mirza no aprendió a jugar ayer, como da a entender con cierta mofa la prensa palanganera (la que decía que Tomic era un «hippy afeminado»). Sencillamente esta vez el Madrid sí le surtió de balones en buenas posiciones cerca del aro. No tiene el talento de Ante pero si no te entran los triples y le metes buenos balones puede ser un Plan B, sobre todo ante rivales ACB. Mide 2.16m y cobra 650k, ahí lo dejo.

Y a  todo esto, Salah Mejri, el tunecino que firmamos el miércoles (50k + cesión de Willy) hizo ventresca contra Estudiantes. Ojo a su progresión de aquí a final de curso, no vaya a ser que nos comamos nuestras palabras y Youtube Herreros haya dado un pelotazo. Lo que no sería ningún pelotazo sería Lampe, como ha dejado caer esta semana algún ‘periodista’ vía Twitter. En Euroliga, Lampe dispone de 11 tiros de campo por partido y sólo mete el 46% (igual que Capitán Cojones). Es una estadística indigna para un jugador de 2.11m, más propia de la estrella de equipo pequeño, que necesita mucho balón para producir. Por comparar: James Shawn y Paul Davis, que compiten en el mismo grupo de Euroliga y también suenan (o nos gustaría que sonasen), firman 67 y 60% de acierto en tiros de campo respectivamente. Además, aunque no habría que pagar indemnización al Baskonia porque Querejeta está deseando empaquetarlo, el Madrid tendría que hacerse cargo de su contrato (1.2mill), bastante por encima de valor de mercado. Como que no, gracias.

El Madrid ata a Mejri Salah

Parece que se confirma el fichaje del tunecino Salah Mejri (26 años, 2.16m) por el Real Madrid, el contrato estaría ya firmado, formato 1+1 a partir de junio. El Obradoiro se lleva un pico a cambio de renunciar a la opción de renovación automática de que disponía. Ni que decir tiene que el sacrificado es Begic, que por cierto ayer contra Panathinaikos cuajó un partido majetón.

Lo ‘bueno’ de la operación es que sale barata y aunque el pívot lo borde de aquí a final de temporada su precio ya no subiría, pues está cerrado y firmado negro sobre blanco. Desconocemos las cifras del contrato, pero aplicando el sentido común imaginamos que, al ser un desconocido en la élite, cobrará incluso algo menos que Begic en su primer año (¿unos 550k?) y que en el segundo, no garantizado, esa cifra subiría.

A mí el fichaje básicamente me deja frío, por no decir sorprendido. El Madrid por naturaleza no es un club formador sino comprador y cortoplazista, aspirante legítimo a la Euroliga. A mí este chico, aunque con grandes posibilidades, me parece aún bastante verde para la élite. Salta, corre y tapona, que no es poco para esos 216 cms pero, mientras no se demuestre lo contrario, técnicamente es un cacho de carne.

No entiendo que se vaya a largar a Pocius para liberar pasta y gastarla supuestamehte en un pívot top (para paliar el desequilibrio de talento dentro-fuera), para luego conformarte con Mejri. Ya sabemos lo ‘exquisito’ que es Laso con los pívots, pero dentro del perfil de interior atlético con poco ego los hay bastante más contrastados que Mejri por algo más de dinero. Sólo entendería este fichaje si estuviésemos liberando mucha masa salarial porque tenemos en agenda un gran pelotazo por Hettsheimeir o porque hay nueva reducción de presupuesto a la vista.