Las dos Torres

Tras una semana horribilis, el Madrid recupera el pulso ganando en Zaragoza con el mejor partido de Begic en toda la temporada, precisamente el día después de filtrarse desde medios gallegos el nombre del que será su sustituto, Salah Mejri, que curiosamente también cuajó su mejor actuación del año (24pts, 8 rebs, val. 29).

Empezamos en el Príncipe Felipe, donde los blancos sacaron una sufrida y meritoria victoria en cancha de un equipo playoff. Lo importante para el Madrid, incluso más que el resultado, era recuperar sensaciones, y lo consiguió a medias. Desde luego mejoró la imagen de los tres encuentros anteriores. Salió concentrado desde el primer cuarto y no tuvo pájaras defensivas prolongadas en ningún tramo del encuentro. Lo malo es que los triples siguen sin entrar, a excepción de un sorprendente y decisivo Suárez (4 de 4). La falta de acierto exterior es una mezcla de cansancio (Llull), mala selección de tiro (Rudy) o escasa elaboración de juego (Carroll). 

Pese a que Draper estuvo negado en las 3 derrotas, no entiendo no disponga de ningún minuto, mientras Llull juega con la lengua fuera. Uno de los supuestos beneficios de tener 3 bases top (que buen agujero en el presupuesto nos cuesta) es poder rotar con garantías para que todos estén frescos en los partidos clave, digamos Moscú & Efes. De Darden no os puedo contar nada, porque está inédito. Sólo ha lanzado un tiro de campo en 22 minutos en pista con la camiseta blanca. Le han dicho que esta es una plantilla de artistas y estivadores, y no se sale ni un centímetro del guión. Muy profesional, desde luego, pero en verano si te he visto no me acuerdo. Mirotic engancha un par de actuaciones ACB que afean su MVP y Pablo Aguilar, lógicamente con ganas de demostrar, estuvo correcto sin destacar: 13 puntos y 4 rebotes. 

A cambio de puntería, el Madrid barrió en rebote (16 ofensivos), quizá la clave del encuentro, un arma casi olvidada desde la etapa Messina. Y luego está Begic. Evidentemente en una actuación así (20pts, 8/10tc) entra siempre un cierto factor de acierto, pero vamos, que Mirza no aprendió a jugar ayer, como da a entender con cierta mofa la prensa palanganera (la que decía que Tomic era un “hippy afeminado”). Sencillamente esta vez el Madrid sí le surtió de balones en buenas posiciones cerca del aro. No tiene el talento de Ante pero si no te entran los triples y le metes buenos balones puede ser un Plan B, sobre todo ante rivales ACB. Mide 2.16m y cobra 650k, ahí lo dejo.

Y a  todo esto, Salah Mejri, el tunecino que firmamos el miércoles (50k + cesión de Willy) hizo ventresca contra Estudiantes. Ojo a su progresión de aquí a final de curso, no vaya a ser que nos comamos nuestras palabras y Youtube Herreros haya dado un pelotazo. Lo que no sería ningún pelotazo sería Lampe, como ha dejado caer esta semana algún ‘periodista’ vía Twitter. En Euroliga, Lampe dispone de 11 tiros de campo por partido y sólo mete el 46% (igual que Capitán Cojones). Es una estadística indigna para un jugador de 2.11m, más propia de la estrella de equipo pequeño, que necesita mucho balón para producir. Por comparar: James Shawn y Paul Davis, que compiten en el mismo grupo de Euroliga y también suenan (o nos gustaría que sonasen), firman 67 y 60% de acierto en tiros de campo respectivamente. Además, aunque no habría que pagar indemnización al Baskonia porque Querejeta está deseando empaquetarlo, el Madrid tendría que hacerse cargo de su contrato (1.2mill), bastante por encima de valor de mercado. Como que no, gracias.