Hermetismo y máquinas paradas

Hermetismo en el Madrid. Más allá de nuestras ganas de pajiplantilla, de sacar el manager que llevamos dentro tras ese decepcionante final de curso, importa la premura porque ya de por sí salimos tarde al mercado. A estas alturas los estantes lucen medio vacíos y según desciende la oferta aumenta el precio, y no parece que Floren esté por cambiar su política de contención presupuestaria para la sección, da igual que el próximo curso acojamos la F4. Lo único confirmado por el momento es la salida de Draper, que era un secreto a voces. La pregunta del millón en este momento es la continuidad o no de Laso. Al parecer Herreros y Angulo avalan al técnico vitoriano, al que les une amistad personal. JCS mira hacia otro lado, José A. Sánchez (señor Lobo) pide su cabeza y todos aguardan la decisión de Florentino. Lógicamente, el tiempo juega a favor de Laso.

La confección de la plantilla está básicamente paralizada, y lo que sabemos ilusiona más bien poco, la verdad. Si no se va a reinvertir el dineral que deja Mirotic en un sustituto de campanillas, sino en Nocioni, que igual es pan para hoy y hambre para mañana, casi prefiero que se quede Mirlo un año, aunque entre salario y lucro cesante nos cueste un riñón. Lo normal es que se marche a la NBA, pero todavía no ha dicho esta boca es mía. La eventual marcha de Laso unida al pastizal de cláusula que le supone irse este año en comparación con el que viene lo mismo le hace replantearse el asunto. Ojo que un Mirlo motivado (no el de los últimos cinco meses) y tras otro verano en Montenegro con el maestro Pai Mei puede ser un step ahead. A parte de Nocioni, por el que encima pagaríamos sobreprecio porque está Querejeta por tocar los huevos y cuenta con la ventaja del tipo impositivo vasco (25%), lo único que suena es Micov y Bellas, jugadores apañados, fondo de armario, pero que ni ilusionan ni suponen un salto de calidad. Y ya no salto de calidad, sino directamente paso atrás sería la renovación de Slaughter, por dos años y 1.6mill nada menos, que según ‘Encestando’ está firmada hace 15 días. Sería una noticia nefasta de confirmarse. Dos americanos limitados, como Slaughter y Carroll, atados hasta 2016 y 2017, respectivamente, por alrededor de 4.5 millones de euros garantizados entre ambos. Plan de pensiones cortesía de Laso y Herreros, un mojón para el que venga.

Y mientras en Madrid están las máquinas paradas, el zoco europeo echa humo. Draper ficha por el Efes turco, gran animador del mercado, donde se une a Krstic, Saric, Lasme y Peperoglu, casi nada. Damian Rudez (no me hubiese disgustado por Dani) firma tres años por Indiana Pacers. Nuestro sueño húmedo, Gentile, está cerca de recalar en el CSKA, lo mismo que Bogdan Bogdanovic (Partizán, máximo anotador de la Euroliga este año), si no se interpone el Fenerbahce de Zeljko, que ya ha reforzado su backcourt con Ricky Hickman (Maccabi) y Andrew Goudelock (MVP de la Eurocup). Por cierto, los turcos han cortado a Linas Kleiza y a Bo McCalebb, que están por tanto libres como un taxi… Paul Davis, al que imaginaba como sustituto de Krstic en CSKA, resulta que renueva en Jimki, lo mismo que James Augustine que, por cierto, ha cuajado una magnífica temporada. El club de las afueras de Moscú parece que vuelve a disponer de cash, ha fichado a Tyrese Rice y Joffrey Lauvergne a cambio de Mike Green y Kresimir Loncar. Este segundo recala en Valencia, y ya os aviso de que será un fijo en mi equipo supermanager el próximo curso. Lokomotiv Kuban se cepilla a Marcus Williams y le sustituye por una de mis debilidades, Malcolm Delaney, superclase del Bayern Munich. Sabemos que el Barca tiene atados a Doellman y Satoransky, larga a Sada y Pullen, ha renovado a Nachbar y está interesado en un tal Trevor Mbakwe, cacho carne que sustituiría a Dorsey, que marcha a Turquía. Por último, parece que nuestro Willy Hernangomez se ha convertido en pieza codiciada de mercado. Tiene bastante pinta de que pueda recalar en Málaga, aunque yo personalmente le prefiero de capitán general en un equipo de media tabla.

Carroll y Laso, hasta que la muerte los separe

No le veo ningún sentido a renovar a Carroll por tres años garantizados, hasta los 34 años, con un 1+1 era más que suficiente, especialmente dado que aún le quedaba otra temporada del contrato que firmó a su llegada. Me cae bien, es un muy buen americano, un gran compañero, pero no una estrella ni el buque insignia de la sección como para semejante compromiso matrimonial. Un contrato de tan larga duración y garantizado hasta una edad tan avanzada es una extravangancia innecesaria en estos tiempos de incertidumbre y contracción presupuestaria. Sucede que Carroll es el ojito derecho de Laso y la debilidad de Herreros, esta operación lleva indudablemente su sello.

El curso 2012/13 de Jaycee no fue especialmente lustroso, tuvo sus momentos (partidazo ante CSKA en el Palacio), pero en general mostró preocuantes limitaciones, incorregibles a estas alturas de su carrera. Una vez difuminado el efecto sorpresa en su primer año de Euroliga, los rivales le conocen y ajustan las defensas en función de sus peculiares (si le niegas el tiro tras bloqueo es incapaz de generar desde bote). El Madrid, como cada año, se ha jugado la suerte de la temporada en los duelos directos contra el Barca, y en los últimos siete Carroll ha promediado 4.5 puntos, 27% tc y valoración 2 en 17 minutos. Siete partidos seguidos no son casualidad, son tendencia, evolución. Pascual ha aprendido a defenderle. Carroll debe seguir de blanco, pero 4 temporadas garantizadas son una burrada, su rendimiento no justifica semejante duración.

Cambiando de tema, no hay grandes novedades en fichajes. El Madrid busca escolta-alero bueno, bonito y sobre todo barato para cubrir el puesto de Suárez (si es que finalmente sale), y así dejar a Dani Díez que siga creciendo cedido. Suena Carl English (ex de Estudiantes) y no se descarta la continuidad de Pocius, si acepta la mitad de salario. El asunto va para lagro. Lo que se puede resolver antes es el nombre que completará el juego interior blanco. Mañana sábado día 13 concluye el plazo oficial para que algún club mejore nuestra oferta cualificada para renovar a Begic. Si los turcos no enseñan pasta en 48 horas, asunto resuelto. Por si acaso, Bourousis sigue en el tintero.

Vuelva usted mañana

En la tienda oficial online del Real Madrid puedes encontrar pelotas de golf, fundas de ipad, calzoncillos estampados y grifos de cerveza. Pero estamos a 21 de septiembre y la equipación oficial del Real Madrid de baloncesto todavía no está a la venta. Ni en tiendas online ni en retailers. Si te vanaglorias desde comienzos del verano de haber fichado al mejor y más popular jugador de la ACB, Rudy, lo mismo no estaba de más poner a la venta su camiseta. Igual vende más unidades que el cubrecolchones. Vamos, digo yo. Seguro que hay algún motivo ajeno: que si un retraso del proveedor, que si es culpa de Adidas, que si el stock…

Pero querer es poder. Bien que la sección de fútbol vende la equipación de esta temporada desde hace 3 meses, es decir, dos antes de que comenzase el curso. Yo me quiero comprar la camiseta de Chacho y no puedo. 50 eurazos que estaba dispuesto a gastarme y que pierden. Es una gota en el océano, pero por algo se empieza.

Es sólo un pequeño detalle pero resulta significativo de la optimización y profesionalzación de esta sección gestionada por un triplista y un empresario de la restauración. No hay más dinero porque papá Floro dice que no somos rentables (¡cómo lo vamos a ser o a acercarnos!). Y como no hay dinero no podemos fichar un pívot. El caso es que el sábado empieza oficialmente la temporada y ya podemos decir que el Madrid ha cambiado a Tomic por Hernangómez. La vida es asín.

¿Inferioridad presupuestaria o incompetencia directiva?

La que conocemos será aproximadamente la plantilla del Madrid 2012/13. Las cartas están sobre la mesa y no hay más tela que la que arde. Podría llegar un pívot americano, atlético y mediocre + la salida de Pocius si algún incauto se hace cargo de su salario más propina simbólica. Pero la plantilla podría sencillamente quedarse tal cual, subiendo a un pívot canterano.

Parece ser que “no hay dinero para más”. Por una parte es cierto, es difícil competir con el Barca, que cuenta con un 15-20% de presupuesto más, que se traduce en unos 4-5 millones anuales que marcan diferencias de plantilla. ¿Cómo el Barca mantiene uno de los presupuestos más altos de la Euroliga y de lejos el mayor de la ACB con 3.000 personas en el pabellón y 20 millones de déficit anual tras el anuncio de recortes en todas las secciones de su presidente hace un año? Misterio. No aceptaré lecciones de moralidad o cantera, pero mejor para ellos.

Sin embargo, la inferioridad de presupuesto no lo excusa todo. Todo presupuesto es flexible con los directivos adecuados (pregunten a Chichi con la renovación de Lorbek), unos valientes que se planten en el despacho del jefe con un órdago. “Cierto que la sección es deficitaria, pero el año pasado aumentamos significativamente los ingresos, reduciendo pérdidas. Además, ya que no te puedes cargar la sección, huyamos adelante e invirtamos 5 millones más, para ser al menos deficitarios ganadores. De lo contrario dejo el barco”. Pero no, aquí cada uno está por salvar su puesto, el sueldito un año más. Así que le dicen al jefe lo cómodo, lo que quiere oír, que con este dinero es suficiente, que ‘este año sí’. Y a final de curso, cuando se vuelva a perder la final con el Barca, sonará la cantinela habitual: “mala suerte, equipo joven e ilusión”.

Siempre puede darse el caso de que a tu jefe verdaderamente se la resbale el baloncesto y no entre en razón, entonces tendrás que optimizar lo que tienes (que no es poco), al menos como para no empeorar lo presente.

1) “Hemos fichado a Rudy, que lo compensa todo”. Por una parte, no es cierto que lo compense todo. Es bueno, mejor que Singler, pero no tanto como para compensar por ejemplo la fuga de talento en la pintura. Por otra parte, Rudy no ha fichado por el Madrid este verano, ya lo hizo el pasado. ¿Cuántas veces esperan colgarse la misma medalla? Regresa con el rabo entre las piernas, a cumplir un contrato en vigor por un sueldo fuera de mercado. En fin, es nuestro vellocino de oro, pelillos a la mar.

2) “Los mejores fichajes se cierran en marzo, no en julio”. Verdad, si es referida a estrellas continentales, cuyo precio se dispara en el mercadillo veraniego, pero que no aplica a la clase media. ¿Acaso los grandes de Europa pelearían por un Slaughter de la vida? No, porque como él hay 20. Quizá Draper tenga mayor valor de mercado (y como tal se ha pagado traspaso), por la escasez de bases y el pasaporte croata. Pero su precontrato a destiempo suponía igualmente un riesgo innecesario. Chacho remontó el vuelo, opción nunca descartable, y Draper pasó a no hacer falta. Como consecuencia, y en vez de envainártela, recompones el juego exterior en base a un precontrato a destiempo, no a las necesidades reales de la plantilla. Es decir: vuelves a caer en el error de Llull como escolta y de paso crucificas a un buen activo como Pocius. Como a Laso le vale todo, porque su premio es estar y para remate le han renovado, aquí no se queja nadie.

3) El sainete del pívot. Se dio patada a Tomic con la excusa del estilo, que pronto quedó desacreditada. ¿Son Troy Murphy, N’Dong con 34 años o Thiago Splitter, por los que se ha pujado activamente, el pívot atlético que supuestamente prefería Laso? También se blandió la excusa económica, pero Tomic hubiese renovado a la baja por 1.3mill, los mismos que ha firmado de azulgrana, una cantidad justa y asumible. Pero no había voluntad negociadora, sino ganas de quitárselo porque fue fichaje de Messina. Como en el baloncesto mundial sobran pívots buenos y baratos, regalamos a nuestra primera opción en la pintura al rival directo sin alternativa apalabrada o al menos una hoja de ruta. ¿Acaso esperaban mejorar a Tomic ofreciendo un millón anual? Por hacernos una idea, Ibaka, ese negrito tan majo y cachas que jugó un par de meses el curso pasado, ha firmado 12 mill$ anuales. Así funciona el mercado de pívots. Así que justo ahora, tras dos meses de búsqueda improvisada y de toparse con la cruda realidad del mercado de pívots, se esgrime la excusa de la inferioridad económica. No me vale.

La otra mejilla

Hoy no voy a hablar de ‘el pívot’. Hoy quiero romper una lanza en favor de Juan Carlos Sánchez. Sí, el mismo al que tanta caña damos habitualmente desde este blog. Aquí estamos por el bien de nuestro equipo, por eso criticamos si toca, pero no nos duele en prendas reconocer el buen trabajo cuando procede. Me consta que JCS está realizando una notable labor de influencia en la ACB para que el Real Madrid sea por fin respetado como merece (calendario, arbitrajes, horarios, etc). El desprecio y dejación durante años desde el club a esa gris labor institucional permitió que Barca y Baskonia hicieran y deshicieran a su antojo. No son factores que ganen o pierdan de por sí partidos y campeonatos, pero todo suma.

Como resultado del trabajo de JCS, la ACB comunicó ayer oficialmente la baja de tres árbitros, ‘sospechosos habituales’: Mitjana, De la Maza y Amorós. A ellos se lo comunicó la secretaria por email hace un par de semanas, según informa elcapitanenciam. Puede que el Madrid lleve más años de la cuenta sin comerse los mocos en la ACB, pero manque pese sigue siendo el pilar económico de la competición (hablo de audiencias televisivas, cobertura mediática en medios no especializados, etc). El Madrid debe ser consciente de ese poder y reclamar (¡qué menos!) igualdad de condiciones. Es decir, no volver a sufrir arbitrajes como el del tercer partido de semifinales ACB en Vitoria y tener que poner la otra mejilla.

¿La mejor liga de Europa?

13 bajas confirmadas en ACB: Pablo Prigioni, Nando De Colo, James Augustine, Aaron Jackson, Paul Davis, Kayolan Ivanov, Andy Panko, Joel Freeland, Mirza Teletovic, Marko Banic, Nick Caner Medley, Victor Claver y Michael Bramos.

13 altas confirmadas ACB: Fran Filepic, Bojan Dubljevic, Nikos Zizis, Milan Rakovic, Charles Ramsdell, Tibor Pleiss, Tomas Kelati, Adrien Moerman, Krunoslav Simon, Aleksandr Yanev, James Feldeine, Fabien Caseur y Rudy Fernández.

 …Y así como sin darnos cuenta, en el ajetreo del verano, la ACB está dejando de ser la mejor liga de Europa. La fuga de talento es dramática. El nivel de la liga se infló durante años con el dinero de subvenciones públicas, directas (consejerías o ayuntamientos) o indirectas (cajas de ahorro). Los recortes por la crisis han dejado al desnudo el verdadero nivel de la ACB y sólo aquellos clubes serios y gestionados profesionalmente capean ahora dignamente el temporal: digamos Manresa o Fuelabrada.

Mientras todo esto ocurre, los dirigentes ACB, pagados de sí mismos, chapotean en la autocomplacencia y la inacción. La competición no sólo pierde nivel, sino también prestigio y credibilidad. Si ninguno de los dos equipos descendidos desciende y ninguno de los dos ascendidos puede ascender, mal precedente sientas. La lucha por el descenso pierde todo interés deportivo y podría pasar a llamarse ‘lucha por un patrocinador’. La coyuntura requiere decisiones de calado: manque pese, sobran equipos en la ACB. No sirve ponerse digno, acogerse a los estatutos e irse de vacaciones. Entonces te toman por el pito del sereno y esto se convierte en jauja = se abre la veda del mercadeo. “Me compro una plaza ACB y me ahorro el dinero del canon”. Tiempo de Magia. 

Posdata: ¿Del Madrid? Que el dúo sacapuntas se dio ayer una tourné vendehumo por los medios oficiales (Marca y AS): “Esto va para arriba. Tenemos un equipo joven y atractivo que ilusiona. Nos falta un interior que estamos mirando y tal. ¿Tomic al Barca? Es una magnífica persona”.