Mundial en clave blanca

El Madrid es el equipo de Europa que más jugadores aporta al Mundial. Concurrirán 8 de los 12, es decir, todos menos Mejri, cuya selección se quedó fuera, y los tres americanos, por motivos evidentes. Bourousis llega a la cita como una moto, a tenor de sus promedios en los partidos de preparación (12.3pts y 5.6rebs en 20 minutos). Referencia de una selección con buena pinta. Pese a las bajas de Spanoulis, Diamante, Koufos, Sofo o Perperoglu, Katsikaris dispone de una plantilla compensada. Ojo a Antetokounmpo, que bien podría ser una de las revelaciones del torneo. Nuestro futuro alero titular, Maciulis, ha estado irregular con Lituania, igual que todos sus compañeros de perímetro. Sus números en 9 encuentros previos dan como para hacerse pocas ilusiones. 6.1 puntos, 3.6 rebotes y valoración 6.6 en unos 20 minutos de media. Pereza. Hablando de alero titular, ya sabéis que el Barca anda buscando uno tras la espantada Papanikolau. Creus llegó a ofrecer 1.5 millones al Milán por el transfer de Gentile (dinero que no falte), pero recibió calabazas. Ya con los pies en la tierra, suenan Ingles, Vasileiadis y cosas de esas. En mayo y con los bolsillos llenos Chichi es un buen general manager, a mediados de agosto le quiero ver yo.

Cuatro de los ocho madridistas en el Mundial nutren las filas de la anfitriona España, favorita al título con permiso de USA. Su dinamita en el perímetro contra nuestras torres. Nos vemos en la final. Orenga ha dosificado a Rudy por precaución en los encuentros amistosos. Alguno lo ha visto en vaqueros. Felipe estaba fino hasta que se lesionó, todo lo contrario que Llull, desubicado, como de costumbre con la selección. Sus defectos con el Madrid se multiplican con la camiseta roja. Chacho, por su parte, bien podría erigirse en base titular, dado el lamentable momento de Calderón y la inacción absoluta de Ricky. Sin embargo, dudamos que Orenga se atreva a cambiar los roles, pese a la evidencia de los parciales con cada director en pista. El seleccionador es un mandado y le faltan galones para asumir riesgo. Lo conservador es la mentalidad ‘Bienvenido Mr Marshall’, según la cual una mala temporada en la NBA da más pedigree que un MVP de la Euroliga. Chacho se medirá esta noche a su nuevo compañero de puesto, Campazzo, la sorpresa agradable para el Madrid en estos encuentros de preparación, como ya comentamos en la entrada previa. Nocioni, en cambio, no tiene nada que demostrar en este Mundial, sólo esperamos que no se lesione.

La redención de Parker… y de Llull

Primero de todo, felicitar a Francia, una generación que se merecía un oro, aunque sea el del Eurobasket con más bajas de la historia. Con la única ausencia reseñable de Noah, Francia contaba con la mejor plantilla del torneo, por extensión y por una mezcla equilibrada de talento y físico. Pese a algún tumbo en los grupos, enjuagado en este interminable calendario, se ha cepillado en los cruces a las tres mejores selecciones en liza: Eslovenia, España y Lituania. Nada que objetar. Por cierto, lo mismo a la FIBA le toca reflexionar sobre el formato, ¿merece la pena un Eurobasket maratoniano con gradas vacías por ordeñar la vaca un poco más?

Sobre España, entiendo que haya debate, nos habíamos acostumbrado a ganar, pero tampoco hay que ponerse histéricas. Visto con perspectiva, perder con esta Francia en semifinales y volvernos con el bronce no me parece ningún drama. Por el mismo precio podíamos haber ganado a Francia y llevarnos el oro, lo tuvimos en la mano. Con las bajas, especialmente la de Pau, no estábamos para ir dando palizas a nadie. Marc es top, pero aún le quedan algunos cereales que desayunar para ser su hermano. La peor noticia es que amateur-Orenga pueda seguir en el cargo, algo que empiezo a temerme según pasan las horas y no escucho tambores de guerra en la prensa palanganera.

Desde la perspectiva madridista la conclusiones del Eurobasket se mantienen positivas. Puestos a destacar un nombre, me quedo con Chacho. Pese a algún tiro forzado de más en la prórroga de semifinales (para fallarlos hay que tener los cojones de tirárselos), el campeonato ha supuesto la consagración a nivel selección del nuevo status de Sergio. A día de hoy me parece incluso ligeramente por encima de Ricky o Calderón, a los que ha pasado por la derecha en el campeonato. No lo digo como desprecio a estos, merecidamente clase burguesa de la NBA, sino por remarcar la suerte que tenemos de que Sergio juegue para el Madrid. El Chacho de este punto de su carrera, en perfecto momento de cocción, habría cuajado sin problemas en la NBA, jugaría 20-25 minutos en cualquier franquicia (Prigioni con 36 años promedia 20mins en los Knicks) y se estaría levantando 4-5 mill$ anuales, tirando por lo bajo. Pero hizo las maletas antes de tiempo, y fue el Madrid, en concreto Laso, quien confió en su talento, y ahora le tenemos feliz y atado bajo un contrato por debajo de su caché (1mill de euros bruto redondo). Una lujo para los madridistas. 

Se ha hablado bastante de Rudy, en mi opinión ha hecho bastante buen campeonato, con medias de 12 puntos y 4 rebotes, superada definitivamente la pájara de tiro de la segunda mitad del curso pasado: 44% en triples en el Eurobasket. Algún detractor, al calor de la eliminación en semifinales, entonó el «esto con Navarro no hubiese pasado». Con Navarro ya pasó, nos quedamos fuera de las medallas en el Eurobasket de 2005 y el Mundial de 2010. Navarro es muy bueno, pero sin Pau no ha ganado nunca nada en la selección, conste en acta. De los madridistas, quizá el que más flojo ha estado haya sido Llull, condicionado por molestias físicas y por el evidente overbooking de talento en los puestos de base-escolta. A falta del protagonismo ofensivo que no le correspondía por status, se ha dedicado a defender con generosidad y a tirar cuando estaba sólo. Y para callar algunas bocas se cascó en el partido por el bronce 21 puntazos, 14 en la primera parte, cuando aún contaban.

Finalmente buen Eurobasket de Draper, de menos a más, importante en el 4º puesto de una Croacia huérfana de Tomic. Tiene toda la pinta de que el efecto cascada de la salida de Suárez le abrirá la puerta a bastantes más minutos en el Madrid el curso 2013/14, con Llull jugando la mayoría de sus minutos de escolta y Rudy de alero. El fichaje de Bourousis son bonos del Estado de Suiza, un animal competitivo, uno de los mejores cincos de Europa… y a precio de saldo, 1.2mill brutos anuales, viendo lo que se está pagando en el mercado por el kilo de pívot.

No country for young men

Sólo este maratoniano formato a 24 equipos y dos grupos permite a la renqueante España de Orenga seguir viva en el Eurobasket tras haber perdido ya tres partidos. Accede a cuartos de final como cuarta de grupo y de rebote, gracias al favor de Croacia. Marc y Chacho remaron en solitario (60 de valoración entre ambos por 17 del resto) frente a una Italia que, sí, mucho run&gun, pero venía de perder los dos encuentros previos y traía tocado a Datome. Orenga estuvo sembrado, claro que sí, lleva pleno de derrotas en partidos apretados. Con Mirotic en el Europeo sub-20 no sufría tanto el hombre.

Contra Italia, pobre gestión de los cambios y de los tiempos muertos en un duelo que estaba ganado a 4 minutos del final, insisto, es lo que tienen los entrenadores amateur, que les comen la merienda. Manda huevos que con la cantidad de buenos entrenadores que habitan últimamente el basket nacional tengamos a un rookie de seleccionador. San Emeterio y Mumbrú se cascaron 14 minutos más que Rudy y el resurgido Claver. En fin, que Bourousis (21pts & 9rebs a Croacia) ya vuela rumbo a Madrid, que es donde debe estar, y el trío español se le sumará más pronto que tarde.

Los chicos de Orenga se enfrentan a Serbia el miércoles a las 17:45h. Las casas de apuestas deportivas conceden favorita a España, el beneficio de la duda por dos oros consecutivos, difícilmente por lo demostrado en estas dos semanas. Serbia carece de los nombres de antaño, pero ha crecido mucho a lo largo del torneo, tiene los roles bien definidos, varios efectivos muy enchufados (Nedovic, Bogdanovic, Krstic) y defiende como una jauría (la mano de Ivkovic). Lo que es un equipo, vaya. En caso de pasar, nos veríamos en semifinales con el ganador de un Eslovenia-Francia que huele a final adelantada, non plus ultra.

Las carencias de la España de Orenga

Como España no se bate en partidos serios durante la preparación (excepción de la visita a Francia), es difícil calibrar su verdadero nivel en contexto. Quizá por eso a los menos familiarizados con el método FEB (a esta alturas deben quedar pocos) pueda sorprender una derrota ante Eslovenia tras el 8-0 de la gira previa.

Ganar en Castellón a Inglaterra una pachanga de guante blanco ofrece dividendos a la federación, pero sirve de bien poco como banco de pruebas de cara a un torneo serio (supuesto motivo del partido). Por ejemplo, los rookies Xavi Rey y Pablo Aguilar apuntaron maneras en la gira que no están refrendando en competición. Tampoco es que Orenga confíe demasiado en ellos, aunque al menos se visten de corto, no como Gabriel, que por pena jugó 20 segundillos contra Croacia. Es lo que tienen los entrenadores semi-amateur, que les vienen grandes las citas como esta y a falta de galones toman decisiones conservadoras: «ante la duda, alinear siempre al NBA».

Contra Eslovenia, el amic Claver fue el segundo que más minutos jugó entre los dos equipos, se fue a 28. Ya no es que no meta ni miedo (1 de 8 tiros de campo en lo que va de torneo), es que no le salva ni la excusa de la intendencia: valoración 5 en 50 minutos. Y a todo esto nuestro jugador franquicia, Marc Gasol, con la bombona de oxígeno desde el segundo encuentro… quedan 9. Y con la bombona llegan los airballs en el último cuarto.

Dicho lo cual, y más allá de las limitaciones de nuestra pintura, ya conocidas, y el mediopensionismo del entrenador, igualmente conocido, tampoco la derrota tiene mayor trascendencia. Eslovenia es un rival de nivel, que contaba con factor cancha a favor y mostró gran acierto en la segunda mitad, a destacar varios tiros de bajo % que coló Zoran Dragic, que ha pasado por Unicaja sin pena ni gloria. Maljkovic forzó un encuentro a cara de perro como la España de Orenga todavía no conocía. Mejor ir acostumbrándose, porque este verano no tenemos plantilla como para ir repartiendo palizas.

En realidad, es casi rutina que España pierda alguno de los primeros partidos en torneos que termina ganando. Sigo contando a la selección en el grupo de favoritos al oro, un grupo en el que incluyo a Francia y Lituania, que también conocen ya la derrota. Que Finlandia y Ucrania sigan invictas nos da una idea de la importancia de este primer grupo en un torneo tan largo.

Favoritos a pesar de todo

Queda algo menos de un mes para el Eurobasket de Eslovenia y la mayoría de selecciones ha comenzado el fragor de amistosos previos. España lo hará la semana que viene con una gira como de costumbre casera y más orientada al marketing que a la preparación del torneo. Sólo habrá un partido fuera de nuestras fronteras, en Montpellier ante Francia el día 26. Ya aclarado el panorama de las bajas por lesión y renuncias, que en muchos casos se confunden, podemos aproximar una lista de favoritos al título, que pese a las ausencias sigue liderando claramente España, sólo hay que ver cómo están las apuestas deportivas.

España tiene un backcourt de campanillas (Ricky, Rudy, Chacho, Calderón y Llull) y al mejor 5 del mundo, que a día de hoy es Marc Gasol. No quiero detenerme demasiado en el asunto Mirotic, aunque evidentemente el resultado merma nuestro juego interior. La FEB intentó convencer a la FIBA de permitir dos nacionalizados, no ha sido posible y ante la necesidad de elegir, el titular es Ibaka, como quedó claro el verano pasado. Punto, ninguna objección. Sí me parece criticable en cambio la campaña de desprestigio hacia Mirotic, especialmente de Orenga, cuyo único bagaje como entrenador (oro en Europeo sub-20 de 2011) se lo debe precisamente a Nikola. El mismo derecho tiene la FEB a elegir nacionalizado ‘titular’ que Mirotic a aceptar o no ser segundo plato de nadie, el sustituto para los torneos de baja enjundia. Posdata: ¿por qué no va Fran Vázquez? ? ¿porque renunció? ¿acaso no renunció también Mumbrú y ahí le tenemos de regreso? ¿Acaso no es mejor Vázquez que Aguilar, Rey o Gabriel? Ofrecería un perfil único (juego por encima del aro), cuenta con amplia experiencia en élite Euroliga y por algo será que cobra más que los otros tres juntos. ¿Tan asumido se tiene el veto de la pocha que los medios ya ni le mencionan entre los seleccionables? En vista del solar que llevamos de juego interior, ¿no merecía la pena intentar convencerle de nuevo?

Pese a que España es favorita, no en vano ha ganado las dos últimas ediciones de calle, los rivales también juegan, así que conviene echar una mirada a quiénes pueden ser nuestros principales competidores por el oro en este Eurobasket marcado por ausencias. En condiciones normales el gran rival sería Rusia, pero en su caso las bajas son especialmente acusadas, el juego interior al completo: Kirilenko, Kaún, Jriapa y Mozgov. Será un torneo de poca presión y para el lucimiento de la chavalada: Shved, Vorontsevich y Karasev.

Francia nos tiene ganas y va con casi todo: Parker, Batum, Diaw, Gelabale y De Colo. Y no descartaría a Grecia, donde faltará Diamantidis, pero el resto van todos: Spanoulis, Papanikolau, Calathes, Bourousis, Vasileiadis… Viendo las cuotas de las apuestas, la gran tapada me parece Croacia. Que sí, que tienen horchata en las venas, pero también mucho talento disponible, y en su caso habrá pocas o ninguna ausencia. Van Tomic, Zoric, Planinic, Bogdanovic, Draper, Rudez, Barac… Las bajas de Teodosic y Lorbek condicionan mucho a Serbia y Eslovenia. Turquía por su parte presenta un equipo muy físico (
Preldzic, Turkoglu, Ilyasova, Asik y Erden), pero cojea en los puestos de base y escolta. Omer Onan y Tunceri suman 70 primaveras…