Vesely, un poco más cerca del Madrid

Inédito. Pese a contar con minutos en pretemporada partiendo de la banca, el ala-pivot checo Jan Vesely ni se quitó el chándal en el primer partido del curso NBA. Entre Al Harrington, Kevin Seraphin y Trevor Booker se repartieron todos los minutos en el puesto de cuatro, y mira que tampoco son estrellas. Vesely sencillamente no cuenta. Ni para el entrenador… ni para la directiva. La franquicia capitalina no va a ejercer la opción unilateral para renovarle una temporada por 4.5mill$. El plazo expira hoy, ultimo día de octubre, pero los Wizards ya han anunciado que no moverán ficha. Por lo tanto, Jan Vesely será gente libre a todos los efectos y sin ninguna restricción el 30 de junio de 2014, cumpliéndose así el primero de varios requisitos para que pueda fichar por el Madrid. El checo es el preferido de afición y directiva para sustituir a Mirlo, que previsiblemente volará del nido el próximo verano.

Sería conveniente que Vesely no fuese traspasado a lo largo de la temporada (supuesto nada descartable), no vaya a caer en un equipo donde cuente con minutos, suba así su caché y alguna franquicia puje más o menos fuerte por él en verano. Se trata de reducir variables en la ecuación. Lo mejor para el Madrid es que pase la liga regular chupando banquillo y sin hacer ruido. Mientras en América el caché de Vesely está por los suelos, en Europa permanece intacto, tras un Eurobasket soberbio (jugador con diferencia más valorado de la primera fase).

Por eso, si nada se ‘tuerce’ y finalmente regresa al viejo continente, sería conveniente cerrar con él un acuerdo antes de que termine la temporada (como se hizo con Chacho), para que ni si quiera salga al mercado. Una puja con rusos, turcos y Barca no traería nada bueno, en el mejor de los supuestos encarecería innecesariamente el precio final. Con 22 millones de presupuesto, tipo impositivo español y la masa salarial que libera Mirlo (1.1 millones anuales) no da para una puja a campo abierto.

Modo Drazen



En la vorágine competitiva, a veces cuesta dar un paso atrás para ver el cuadro con perspectiva. 
La historia está pasando delante de nuestros ojos, ayer se escribió otro capítulo. El Madrid tiene una plantilla larga, algo desequilibrada (a falta de ver la adaptación de RafaHett) pero cuenta con dos verdaderas estrellas europeas -Mirlo y Rudy- como hacía muchos años que no tenía, quizá desde Sabonis & Arlauckas. Da como para ilusionar. Tras dos actuaciones un poco más grises de lo que nos había malacostumbrado en pretemporada (Barca y Unicaja), regresó la mejor versión del Mirlo, que pasó por Pisuerga en modo Drazen. 27 puntos (10/11 tc) y 10 rebotes para valoración 46, la más alta de un jugador de su edad en la historia de la ACB. Si lo hace Ricky le dedican una edición especial de Marca con apertura a doble página…

Dignos también de mención en Valladolid Llull y Chacho, que conjugaron 27 puntos con buenos % para una valoración conjunta de 32, en contraste con nuestros pívots (Felipe y Slaughter), discretos en esta ocasión. Por cierto, en el bando pucelano, Sinanovic confirmó que lo del Palau no fue un espejismo: 12 puntos, 8 rebotes y valoración 20. Me lo apunto para la Supermanager.


Memphis y Toronto

Temo que la gira americana corte el dulce momento de forma que atraviesa el equipo -10 victorias en 10 partidos-, a sólo una semana vista de lo que verdaderamente cuenta: el arranque de Euroliga (11 octubre viene el PAO). Serán 5-6 días de aviones y aeropuertos para jugar un par de pachangas ni siquiera retransmitidas por TV. Suponemos que la aventurilla reforzará la marca Real Madrid en mercado USA y para algunos debería considerarse hasta un honor, pero a mí ilusión me hace más bien poca.

Dicho lo cual, no descarto en absoluto que el Madrid gane alguno de los dos partidos y se convierta en el 3º equipo europeo de la historia que gana en territorio americano (uniéndose a Maccabi’05 y CSKA’10). Será el primer partido de pretemporada para Grizzlies y Raptors, este segundo, uno de los peores equipos de la NBA, ensalada de balas perdidas sin orden ni concierto. El calendario es el siguiente: Memphis, sábado 6, a las 2:00h de la madrugada, y Toronto, lunes 8, a la 1:00h.