Llull, entre la excelencia y la estridencia

Salió el Madrid relajado, como de costumbre. Un mal hábito de la era Laso que no resulta problema en ACB contra la mayoría de rivales, ni siquiera a domicilio (Euroliga es otra historia). En Fuenlabrada la desventaja en el primer acto alcanzó picos de doble dígito hasta que Chacho (13pts + 5as), Rudolf (11pts +8 rebs) y Mirlo (15pts) se pusieron de faena. El resto es conocido: 88 puntos y valoración 109 del equipo, guión de ese 21-1 en ACB.

Lo mismo nos apresuramos al colgar a Llull el cartel de ‘en crisis’. Que sí, que en algún ataque se nos aparecen fantasmas pasados con esos estridentes tiros salvapatria, pero no es fácil rendir como un reloj haciendo la goma entre dos puestos, sin olvidar además que el otro base atraviesa pico de forma. Aún así, Llull promedia 17,5 puntos en los últimos 5 partidos ACB, con un 61% en tiros de campo. Su particular crisis es de acierto en triples en Euroliga: 19% (8 de 42) en el Top-16. Pero de esa no tiene la exclusiva: Rudy firma un 24% en triples en el Top-16 (11 de 45). Chacho y Carroll mantienen el acierto exterior, pero alguna escopeta habría que sumar cuando se corte el bacalao.

Los dos últimos partidos han visto el regreso de Pocius tras una baja más larga de lo esperado. 23 minutos en pista esta semana, lejos de un estado de forma y ritmo como para echar una mano. Hettsheimeir, digno en la caraja-encuentro del viernes contra el Alba, volvió por sus fueros de mediocridad: valoración -1 en 18 minutos. En ningún caso seguirá tras el verano. Ahora bien, sabemos de uno que no será el sustituto: Saer Sené. Si en algún momento, enajenados por fogonazos estadísticos, se nos cruzó por la cabeza su nombre como posible center para el Madrid, mejor olvidarlo, evidentemente no pasa el corte.

Posdata: Las alemanas Dr Oetker han ganado la encuesta sobre la pizza preferida para ver basket, con algo más del 30% de los votos. Tarradellas y Telepizza completan el podio.

El pívot que vendrá

Nos acercamos al ecuador del curso baloncestístico y sólo un puesto cojea en la plantilla del Madrid, el de pívot. Ni Hettsheimeir ni Begic están rindiendo. Que si en los sistemas de Laso no hay balones para ellos, que si las lesiones… El caso es que por X o por Y no pintan nada. Begic es el único 5 puro de la plantilla, hará falta su concurso en algún momento si el Madrid pretende llegar lejos en Europa, pero lo cierto es que cuaja dos partidos malos por cada uno bueno.

Hettsheimer para empezar de 5 tiene poco, ni llega a 2.10m. ni tiene piernas para jugar fácil por encima del aro, a cambio sabe hacer la O con un canuto al poste y a veces las enchufa de media distancia. Sucede que lo primero ya lo tenemos en la plantilla y lo segundo a Laso le viene dando igual. Ambos podrían salir en junio sin indemnizar. No es el caso de Slaughter, discreto en el último mes, pero adalid del Laso-sistema y con otro año de contrato por 800k. Como los mejores fichajes se fraguan mucho antes del verano, no está de más ir pensando en sustitutos, para lo cual habría que tener en cuenta ciertas prerrogativas…

1) Aquello de los descartes del mercado americano es ‘vulevú chau chau’. Primero, porque si alguna vez funcionó, los vecinos ya se lo saben. Segundo y principal, porque no funciona. Realmente no hay casi nada potable en lo que a interiores se refiere (bastantes carencias de pívots tiene la NBA como para soltar talento). Lo que queda son dinosaurios caducos arrastrándose por un último puñado de dólares o fornidos e inexpertos mancebos de la liga de desarrollo. Un club grande de Europa no tiene por qué apostar por un ‘Huevo Kinder’, deja el riesgo a los equipos de clase media-baja con menos que perder. Si sale bueno, ya se los fichará a ellos, que para eso tiene más dinero.

2) Incluso liberando algo de masa salarial del juego exterior (=Pocius), no hay pasta suficiente en la sección para competir con turcos y rusos por los grandes pívots europeos, cuya demanda supera con creces la oferta e infla el precio hasta lo absurdo. Fenerbache gasta 2.7mill en los salarios de Andersen y Batiste. AJ Milán gasta unos 3mill en Bourousis y Fotsis. Efes, 3.5mill entre Barac y Erden. Y el CSKA, casi 5mill en Kaun y Krstic. El Madrid gasta sólo 1.05mill en el salario de Begic y Hettsheimer. Si alguno estáis pensando en Aron Baynes o Shelden Williams (2.08m y 2.06m, respectivamente), están ya en la agenda de Fenerbache, Macabbi, etc y su precio en ningún caso bajaría del millón anual.

3) Mejor no echar cuentas con Ayón o Splitter, sueños húmedos de Laso y Florentino, respectivamente. El primero, que no está cuajando buen curso en Orlando y queda libre en verano, porque sus derechos pertenecen al Barca. Cuando Fuenla hizo caja hace algunos meses, y aunque no resultaba demasiado dinero, el Madrid estaba sin blanca y pasó. Ahora hay que aguantarse, por muy merengón que parezca el muchacho. Splitter, porque aunque no esté a gusto con la vida en USA, es el pívot titular de una de las mejores franquicias de la NBA y eso son al menos 6-7 millones de dólares. Su novia tendrá que aguantarse la morrinha algún año más.

4) Dicho lo cual, la opción más plausible para que el Madrid fiche a un pívot potable a un precio razonable pasa por equipos de clase media ACB: jugadores bien con buena proyección bien con un perfil específico, que han brillado en la liga española pero con escaso cartel europeo aún. Esta sería mi lista.

a – Lamont Hamilton (Bilbao Basket – 2.08m – 111kg – 28 años). Carece de recursos en 1×1, pero juega fácil por encima del aro y posee un tiro muy fiable de media distancia. Pasaporte extracomunitario.

b – Saer Sené (Fuenlabrada – 2.11m – 114kg – 26 años). Cinco puro, buen defensor, tiene un par de movimientos ortopédicos pero eficaces al poste bajo (define con ambas manos). Tras superar problemas físicos a comienzo de curso (estaba cojo), lleva un mes espectacular. Ojo a su progresión hasta abril. Problemas con los tiros libres y escasa movilidad. Pasaporte cotonou.

c – Henk Norel (Zaragoza – 2.12m – 25 años). Muy buena mano y juego de pies en las inmediaciones del aro, define fácil: un pichichi. Tras años dejándose llevar, ha dado un paso al frente este año, liderando al CAI a la Copa. Defiende más de lo que parece, amplia experiencia ACB. El problema principal es que a Laso no le gustan los pívots de su perfil (Tomic-like). Pasaporte comunitario.

d – Salah Mejri (Obradoiro – 2.17m – 107kg – 26 años). Un tallo y además coordinado. Un par de movimientos curiosos al poste. Le falta peso para su estatura. Escasa experiencia en baloncesto fuera de su país: 2 años en Bélgica y medio en Galicia. Su temporada en Obradoiro es buena pero irregular. Pasaporte cotonou.
He creado una encuesta en la parte superior de la columna derecha. Por cierto, claro que me gustan también Spencer Nelson, Levon Kendall o Bojan Dubljevic, pero por físico o estilo de juego me parecen más 4 que 5.