Estar a la altura

Le señalaron una técnica por protestar a los 31 segundos de su último partido. Tres años dirigiendo a todo un Madrid no le han servido para granjearse el respeto arbitral. Plaza escribe libros en su tiempo libre. Plaza es educado, respetuoso y su apellido no acaba en -ic. 
A diez metros del técnico blanco, Dusko Ivanovic, fiel a sus costumbres, pasó todo el encuentro protestando en la banda. Los árbitros advirtieron al entrenador del TAU en dos ocasiones pero, fieles a sus costumbres, no le señalaron técnica. 
La memoria selectiva
La cátedra adora a Ivánovic, pese a que no les facilita el trabajo (hace años que no concede entrevistas). Con él la memoria es frágil: se hace la vista gorda a su estrepitoso naufragio en el Barcelona el pasado curso (si hasta desestimó a Marc Gasol…).
Joan Plaza siempre se ha mostrado cordial y accesible con la prensa. Con la misma cátedra que le ha azuzado unánime y sistemáticamente en el último año y medio. 
Algunas de esas críticas fueron merecidas. Pero otras muchas fueron excesivas, llevadas por esa injusta vara de medir que se tiene con los entrenadores nacionales en el deporte español.

Plaza, al que le restaba otro año de contrato, se marcha tras firmar la temporada que le correspondía a este Madrid. Cuartos de final de Euroliga y semifinales ACB. Que saben a poco en esta institución, pero que hacen justicia a la materia prima disponible.
Hace poco más de un año, Ivanovic fue despedido del Barcelona. Se marchó en la mediocridad deportiva y personal. “Ahora ya no me interesa el futuro del Barcelona. No podía hacerlo mejor con la plantilla que tenía”. Esa plantilla (la más cara de la competición), que él dejó en 5ª plaza ACB y sentenciada en Europa, se clasificó unos pocos meses después para la Euroliga dirigida por un españolito sin casta ni pasta.
A primera hora de la mañana siguiente a su eliminación, Plaza firmaba ejemplares en la Feria del Libro. Atendió a la prensa tan cordialmente como en los tres años previos y defendió a sus jugadores una vez más. Pese a quien pese, Joan Plaza sí ha sido un entrenador a la altura del Madrid.
Anuncios

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s