TAU is different

El TAU ha ganado el Grand Slam del baloncesto español (ACB, Supercopa y Copa, consecutivamente). Es el que mejor juega, no hay duda. Enhorabuena. Pero, en estas semanas de halagos y odas varias al Baskonia, pocos nos recuerdan un incómodo detalle: las trampas con las que se confeccionó esa gran plantilla. Entiéndase ésta como una crítica a quien las comete pero, especialmente, a quien las permite…

La normativa ACB exige cinco españoles seleccionables en cada plantilla (de 12 jugadores). El TAU sólo tiene dos: Vidal y San Emeterio. ¿Y los otros tres?

Splitter (brasileño) y Prigioni (argentino) tienen doble nacionalidad italiana, país más rápido en los trámites y, sobre todo, más receptivo al cuento del tatarabuelo. Como ‘italianos’ de ley, Splitter y Prigioni deberían constar como comunitarios. Pues no. Una excepción a la norma (principio de no retroactividad) permite que ambos consten como españoles seleccionables, pese a ser habituales en las convocatorias de Brasil y Argentina.

– El quinto español en la lista es Ariel Eslava, nacido en Buenos Aires. Posee doble nacionalidad hispano-argentina. Puede que ni les suene, pues tan sólo ha disputado un total de 20 minutos en lo que va de temporada. Cuando fue fichado en verano, se le presentó como “una ayuda en los entrenamientos“. Claro, no tenía nada que ver con que el TAU necesitase un quinto ‘español’ en la plantilla para cumplir la norma.

Eso en cuanto a los seleccionables. A propósito de los extracomunitarios, la norma sólo permite dos por equipo. Pero el TAU ha competido la mitad de la temporada con tres estadounidenses en plantilla: Mickeal, Shakur y McDonald. ¿Cómo?

– Caso Will McDonald. El pívot jugó una temporada como extracomunitario en Estudiantes (06/07), en verano de 2007 fichó por el TAU y acto seguido apañó una boda de conveniencia. La muchacha, Eva, una stripper española, reconoció públicamente: “Le hice un favor a un amigo, no recuerdo ni dónde fue la boda”. McDonald consta desde entonces como comunitario, el TAU se puede permitir un extracomunitario más en su plantilla y la ACB mira hacia otro lado.

El Madrid, el Barcelona y el Unicaja se dejan fortunas en fichar o formar jugadores españoles. Querejeta se lo ahorra amañando excepciones a la norma y bodas de conveniencia. Y que haya que escuchar argumentos victimistas por la inferioridad de presupuesto…

Anuncios

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s