¿La futbolización del Madrid de basket?

Ricky Rubio, habitualmente exagerado por la cátedra, cuajó, sí señor, un magnífica Copa del Rey. Al juego de Ricky le beneficia el repunte de forma de Fran Vázquez, menos apreciado por la prensa, cuyas portentosas condiciones atléticas y entendimiento del 2×2 convierten en un socio propicio.

En el otro lado de la balanza está la Euroliga. Los promedios de Ricky en el Top-16 son tan terrenales como 5,8 puntos y 2,5 asistencias, con un 25% en tiros de campo. Quizá el Barca debiera contratar a Randy Knowles, entrenador de tiro del Madrid, que ha obrado un milagro con Sergio Llull (50% en triples en la ACB). Pero, ¿para qué invertir dinero en formar a un jugador que se marcha en poco más de un año? En todo caso, que paguen los Wolves a escote…

Elefante en la cacharrería

Y hablando de inversiones… Tras el repaso en la final de Copa, Florentino quiere invertir aún más dinero en basket para limar el próximo curso la distancia que media con los azulgrana. Recordemos que el presupuesto del Barcelona esta temporada aún es ligeramente superior, 28 a 26 millones de euros. Pero la diferencia no es sólo en presupuesto, sino en físico (más altos y atléticos), continuidad de proyecto (repiten 7 jugadores de la temporada pasada) y salud (ausencia de lesiones). Puedes influir en los dos primeros factores, no en el tercero.

El Madrid de baloncesto corre el riesgo de futbolizarse. De que Florentino decida los fichajes. Y como no tiene ni idea de baloncesto, entraría en el mercado como un elefante en una cacharrería. Fichando a los tres famosillos mediáticos de moda que ha visto en las contadas ocasiones en que hablan de baloncesto en el telediario: Rudy, Splitter… Operaciones de una dificultad extrema, sólo posibles mediante un desembolso propio del fútbol. Un modelo cuyos resultados en fútbol han arrojado tantas luces como sombras.

A nadie amarga un dulce, pero no hacen falta desembolsos galácticos en la sección de baloncesto, especialmente en un equipo que ya tiene una base razonable. Más sentido tendría la continuidad de Messina y de 7-8 jugadores unida a la llegada de piezas menos mediáticas pero ajustadas a las necesidades de la plantilla (Carlos Suárez, Aleks Maric o Terrel McIntyre, por poner tres ejemplos).

La empanada de Villacampa
Tengo en muy alta estima a Villacampa como gestor, por eso me sorprende sobremanera lo mucho que está tardando en destituir a Sito Alonso. Quizá está demasiado abstraído en su candidatura para presidir la FEB…

El DKV Joventut es una nave a la deriva que acumula 6 derrotas seguidas en ACB (más la de Copa), y ya está fuera de puestos playoffs. No juega a nada, cada encuentro es un concurso de triples, sin un mal balón al poste. Y que no se engañen los aficionados, este año no hay excusas victimistas de equipo pequeño. La Penya ha reinvertido en jugadores de garantías el dineral obtenido de la venta de Ricky (Tucker, Bueno, Valters, Mario Fdez. o Tripkovic). Y eso, en los tiempos de crisis que viven la mayoría de equipos, es un verdadero lujo.

Anuncios

Un comentario en “¿La futbolización del Madrid de basket?

  1. Completamente de acuerdo. Hay buena base, sólo falta que los jovenes tipo Velickovic y Llul se hagan “mayores” asumiendo el rol que por calidad les corresponde, y un par de retoques.

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s