Pensar en grande

Leo decenas de comentarios catastrofistas en la noticia del fichaje de Van Den Spiegel por el Madrid: “Patataspiegel”, “Torponcete grande”, “Castaña”, “Basura”, “Tarugo, patazas”, “Paquete desconocido”.

¿Qué esperan a mitad de temporada y por cuatro perras? ¿A Olajuwon?

1) Deportivamente. Es belga, es decir, comunitario. Tiene experiencia en grandes equipos europeos (CSKA Moscú, Fortitudo Bolonia). Es alto (2,14 m.), principal carencia del juego interior blanco. No es gran reboteador, incluso blando, cierto. Pero da igual, ese capítulo ya está bien cubierto. No es Sabonis, pero puede anotar al poste y jugar de espaldas al aro, labores en las que Felipe está muy solo (Hervelle y Massey, nada). Papadopoulos no aportaba nada, nada. Por poco que haga Van den Spiegel, el cambio habrá sido para mejor.

2) Económicamente. El Madrid se ha ahorrado un importante dinero de la parte proporcional del salario de Papadopoulos hasta final de temporada. Van den Spiegel llega libre, es decir, no ha habido coste por el traspaso. Su petro-club no tenía para pagarle el sueldo que le firmó en verano. El Madrid solo se hace cargo de su ficha (con lo que se ahorra de Papadopoulos alcanza y sobra, pues su sueldo es la mitad).

Conclusión. Es un buen fichaje dadas las circustancias, pero que no da para tapar las miserias de la plantilla blanca. Dicho lo cual. Ahora que aún escuece la derrota en el Palau… Comparemos.

Fichar a Navarro y a Andersen es un acierto, claro, un acierto de unos 5 millones de euros anuales. Los salarios de Hosley y Massey, principales apuestas del Madrid para el presente curso, suman alrededor de 1’5 millones de euros anuales. Conclusiones: 1-El Barcelona invierte más dinero en baloncesto que el Madrid. 2-Lo barato sale caro.

Pero el dinero no es una excusa. El club blanco tiene fondos como el Barcelona. Es labor de los responsables de baloncesto implicar a los directivos. Chichi Creus convenció en verano a Laporta de que hacía falta rascarse el bolsillo. Antonio Martín y Herreros, no. Para pensar en grande no valen medias tintas y retales. Y si no se piensa en grande, no se es grande.

Anuncios

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s