Campazzo, a buen recaudo

Que no cunda el pánico. Por mucho que periodistas estadounidenses, scouters de franquicias y hasta general managers de la NBA se estén enamorando de Facu Campazzo durante este Mundial (no es para menos), su continuidad en el Madrid no corre peligro ni a corto ni a medio plazo. Y es así por el único y sencillo motivo de que llegan tarde. No mucho, no crean, hace un par de meses cualquier franquicia con unos pocos millones y una propuesta deportiva se lo podría seguramente haber llevado.

Pero esa ventana de oportunidad se cerró, bueno, en concreto la cerró el Madrid de un portazo antes del Mundial, en un movimiento cuyo sentido algunos aciertan a ver sólo ahora. Campazzo recibió una generosa extensión, casi duplicando su salario previo, pese a que formalmente no había ninguna necesidad, pues le quedaba otro año de contrato. A cambio, quedó blindado con una descomunal cláusula anti-NBA, hablamos de doble dígito de millones. Para hacernos una idea, la reciente renovación de Tavares, en unos términos de duración y salario parecidos, se tradujo en una clausula anti-NBA de 35 millones, según Mundo Deportivo. La obsesión de la planta noble era evitar a cualquier precio un escenario como el de 2016, con aquella espantada de Chacho a mitad de verano, que dejó al club con el dinero de la cláusula, sí, pero sin margen de tiempo para encontrar sustituto digno a uno de los pilares de la plantilla.

Con esta renovación, Campazzo ha tomado la que seguramente vaya a ser la decisión más importante de su carrera profesional: vincular su trayectoria al Real Madrid y olvidarse de la NBA. Porque, salvo giro dramático de guión, vestirá de blanco hasta 2024, para entonces tendrá 33 años y será tarde para aventuras USA.

Que nos sirva de recordatorio: los fichajes ganan titulares, pero en basket europeo son las renovaciones las que ganan títulos. En este caso, además, evitan sustos: de no haberse estampado esa ampliación antes del Mundial, Campazzo nos hubiese durado lo que un caramelo a la puerta de un colegio. Se llevaron a Chacho, pero se la hemos devuelto por partida doble, blindando a Facu y a Tavares: NBA 1, JCS&AH 2.